Se ha producido un error en este gadget.

domingo, 10 de enero de 2010

¡ UN ENORME CANGREJO !

Cleo la levantó y allí la esperaba el alacrán.
-¡Mamá!... gritó asustada. ¡Aquí hay un cangrejo enorme!
-¿Un cangrejo en mitad de la montaña? Aléjate rápidamente, dijo su madre, ¡puede ser un escorpión!. En tres saltos se acercó hasta la piedra removida y lo corroboró. Un enorme arácnido de unos 15 centímetros, que al verse descubierto había levantado su cola segmentada y mostraba su venenoso aguijón dispuesto al asalto.
Era la primera vez que ambas, veían un bicho semejante y la madre no quiso perderse el espectáculo del ataque. Lanzó sobre el animal un pequeño palo, e inmediatamente su cola se curvó dejando caer la neurotoxina de su púa.

En estos relatos de cien palabras, no hay que contar el contenido de la primera frase, ya que es la que da lugar al desarrollo de la historia

No hay comentarios:

Publicar un comentario