Se ha producido un error en este gadget.

domingo, 24 de enero de 2010

UN GESTO DE AMOR

Y se vistieron para la misa de 12... Al salir al zaguán, Balbino cortó una rosa del rosal que adornaba la puerta de su casa y con un gesto amoroso la entregó a su adorada Priscila. Un sol radiante los envolvió al subir a su hermosa calesa, y así sentados, derechos como velas, luciendo su palmito dominguero, iniciaron su paseo al son del trote del jaco. Clac, Clac, Clac, Clac... Subieron Avda. de La Esperanza, doblaron por Remedios y desembocaron ante la Iglesia. De un salto, Balbino bajó del coche. Ayudó a su mujer y tomándola del brazo la acompaño con orgullo susurrando a su oído... ¡Te amo!

No hay comentarios:

Publicar un comentario