Se ha producido un error en este gadget.

miércoles, 6 de enero de 2010

TODOS ERAN CULPABLES

¡Niño, tira pa' Linares! –Gritó con arrogancia el mayoral al tiempo que hincaba son saña la espuela en el ijar, provocando la rápida galopada del caballo. Dio un rodeo a la manada dejando que los peones contemplaran el gesto de disgusto de su cara... y tomó la delantera.
Los hombres cambiaron entre sí miradas de inteligencia. Sabían que tras la orden llegaría la bronca -¡Y quien sabe que más...! Ya no le quitaron la vista de encima. Le vieron escupir sobre la yerba, y eso era un mal síntoma. Todos eran culpables. Dos reses perdidas sumaban mucho dinero y el amo no lo perdonaría.

27-02-08

En estos relatos de cien palabras no hay que contar el contenido de la primera frase, ya que es la que da lugar al desarrollo del la historia

1 comentario:

  1. Estos días he estado leyendo alguno de tus microrrelatos y de son muy buenos. Que envidia poder tener esa capacidad de inventiva y esa creatividad. Te felicito artista.

    ResponderEliminar