Se ha producido un error en este gadget.

domingo, 17 de octubre de 2010

UN NUEVO DESTINO

Rutinariamente, intercambio sus pulseras identificativas, al sustituirlas, tienen que dirigirse acto seguido al puesto asignado en la identificación. Mentalmente han de trasmutar su personalidad anterior para reajustarse a la nueva ubicación. El diferente sombrero les hace sentir su recién adquirida personalidad, sube la adrenalina y despiertan de golpe, como si hubieran entrado en un mundo nuevo en el que está todo por hacer. La emoción es grande y aumentan de inmediato sus capacidades. Es el momento en que todo lo viejo necesita remodelarse y así, se disponen a derramar sus neuronas sobre la nueva tarea.

2 comentarios:

  1. Qué cantidad de suspense para sólo cien palabras!!! Genial

    PD: En RNE, por las tardes, en el programa el Ojo Crítico hace poco escuché relatos de 200 palabras, por si te animas ;)

    ResponderEliminar
  2. ¿Sabes que?, he descubierto que no interesan los relatos con un cierto contenido, sino los que dicen cosas sin decir nada, para dejar el tema a la imaginación de quien lo lee. jejeje, A mi me gusta escribir pequeños cuentos, pero veo que tengo que transmutarme para progresar.
    Voy a buscar lo que me dices, porque muchas veces es difícil cortar un tema, cuando te apetecería decir más cosas, pero el límite hace que tengas que reducir...
    Muchas gracias por la información.

    ResponderEliminar