Se ha producido un error en este gadget.

jueves, 30 de septiembre de 2010

EL SILENCIO

¡Como los ángeles al caer el sol! dijo mientras se servía leche aguada sobre su desportillada taza llena de achicoria. Todos levantamos la cabeza sorprendidos. Llevaba años sin soltar una sola palabra. Pensábamos que había sufrido algún daño cerebral aquella vez que rodó por las escaleras. Nos miramos unos a otros interrogantes, a la vez que Juliana preguntó:
-¿Estás bien?
-¡Sí…! Respondió contundente Florencia.
-¿y por qué no has hablado en todos estos años?
-¡No tenía nada que decir...!
Y volvió a sumergirse en su permanente silencio.

3 comentarios: